Claro está que los sofás de mi artículo anterior no se pueden quedar sin compañía, así que esta vez les traigo sillas para combinarlos. Siguen el mismo estilo moderno Medio Siglo con patas altas y de madera, pero verán que algo que caracteriza las sillas son los apoya-brazos, igualmente diseñados de forma esbelta y sin adornos. Puede que la primera imagen que se lleven de ellas sea que no resultan muy cómodas, pero les aseguro que no es totalmente así, pues dan buen soporte a la espalda y con cojines además de lucir preciosas son muy acogedoras.

Comúnmente se combinan con apoya-pies (ottomans) para complementar la decoración con un toque más relajado y hogareño así como también con cojines grandes para el piso (poufs), estos últimos no tienen que ser necesariamente del mismo color que la silla, siempre y cuando se mantenga una paleta de colores armónica.

Aunque el diseño clásico es con apoya-brazos, les traigo una sugerencia sin ellos, para que tengan mayores referencias antes de escoger su favorito. También noten que el respaldar puede variar en altura, es algo importante a tener en cuanta cuando se busca mayor comodidad. Siempre lean las especificaciones de cada producto para estar seguros de que cumple con sus requisitos y se acomoda bien al espacio disponible.

Aquí están mis sugerencias de eBay:

Ideas para hogar forma parte de la Red de Afiliados de eBay al igual que del Programa de Afiliados de Amazon, obteniendo crédito por las ventas que generen los usuarios enviados a través de este blog. En cada artículo se anuncia dónde pueden comprarse los objetos sugeridos y de efectuarse dicha compra Ideas para hogar obtiene ganancias.